Tipos de aire acondicionado: ¿Cómo funcionan? ¿Cómo mantenerlos?

tipos de aire acondicionado

Actualmente, es muy común que las personas busquen realizar una instalación de aire acondicionado en sus casas, negocios y oficinas, como un medio eficiente para enfrentar las olas de calor y frío.

En el mercado hay una gran variedad opciones que ofrecen una excelente relación precio – calidad y que se adaptan a las necesidades de climatización de cada espacio. No obstante, antes de realizar una compra, es necesario considerar la mantención de aire acondicionado como un proceso periódico necesario para mantener el equipo en excelentes condiciones y alargar su vida útil.

¿Cómo funcionan los aires acondicionados?

Aunque existen diversos tipos de aire acondicionado, como veremos más adelante, su principio de funcionamiento es similar. Luego de la instalación de aire acondicionado, la unidad funciona extrayendo el aire caliente del espacio interior y expulsándolo al exterior, mientras liberan aire frío a la estancia, lo que ayuda a bajar la temperatura. Para ello, realizan el siguiente proceso

  1. El aire caliente del espacio interior ingresa al sistema, fluyendo a través de las tuberías del evaporador, que enfrían el aire. El deshumidificador elimina el exceso de humedad
  2. El refrigerante que fluye por las tuberías del enfriador absorbe el calor presente en el aire, que pasa y se evapora, convirtiéndose de un líquido frío a un gas caliente.
  3. Este gas (aire) caliente se bombea al exterior, a la vez el refrigerante fluye a través del compresor y el condensador, para convertirse nuevamente en un líquido frío.
  4. El aire frío es enviado al interior de la estancia, donde se mezcla con el aire existente, ayudando a reducir su nivel de temperatura y la humedad.

Dentro de una unidad, se encuentran distintos componentes que manipulan el estado, la presión y la temperatura del refrigerante, lo que permite que la estancia se enfríe adecuadamente. Por supuesto, la mantención de aire acondicionado es un proceso fundamental para que este proceso se desarrolle de forma óptima y eficiente.

Principales tipos de aires acondicionados disponibles en el mercado actual

Antes de realizar la compra e instalación de aire acondicionado es necesario seleccionar el tipo que más se adecua a las necesidades de cada espacio. Entre los principales tipos de aires acondicionados disponibles en el mercado actual, encontramos:

Split: es el tipo de aire más comúnmente utilizado, se compone de dos unidades, una interior que distribuye el aire frío en la estancia y una exterior que se encarga de enfriar el aire y expulsar el aire caliente al exterior. Actualmente, hay aires acondicionados tipo Split que se alimentan con energía solar.

Multisplit: su funcionamiento es similar al tipo split, pero ofrece la posibilidad de conectar varias unidades interiores a una misma unidad exterior, lo que permite climatizar varias estancias o espacios interiores. La mantención de aire acondicionado se realiza también de forma similar.

Portátil: este tipo no requiere ningún tipo de obras para la instalación de aire acondicionado, ya que solo hay que colocarlos en la habitación que se quiere climatizar y conectarlos a la red eléctrica, cuentan con una manguera que expulsa el aire caliente, la cual se puede ubicar en una ventana.

De ventana: este tipo está diseñado para instalar en la ventana, se usan frecuentemente para climatizar habitaciones o espacios interiores de pequeñas dimensiones, siendo una opción bastante económica.

¿Cómo mantener el aire acondicionado?

Cuando se realiza la instalación de aire acondicionado hay que considerar que para que funcione de forma óptima y se prolongue su vida útil es necesario realizar de manera periódica el mantenimiento del mismo, de esta manera se evitan averías y fallas, se mejora el rendimiento general del equipo y se garantiza un mejor funcionamiento.

La clave para una adecuada mantención de aire acondicionado es contar con un servicio especializado, que se encargue de hacer el mantenimiento periódico del mismo, esto permite:

  • Verificar el rendimiento del equipo.
  • Revisar que las salidas de aire no se encuentren obstruidas.
  • Comprobar que no haya fugas de refrigerante.
  • Limpiar los filtros de aire y de ser necesario realizar su cambio.
  • Limpiar el desagüe.
  • Realizar la limpieza y mantenimiento de la unidad interior.
  • Hacer el cambio de partes o piezas defectuosas, dañadas o desgastadas.

Las empresas especializadas, además de encargarse de la instalación de aire acondicionado, realizan el mantenimiento de los equipos de aire acondicionado a costos asequibles y con garantía de satisfacción.

Por Patricio Salas Arrue

Periodista especializado en temas educativos y de actualidad, Tengo más de 10 años trabajando como redactor para importantes medios digitales de Chile y Perú. Me apasiona escribir y explicar en palabras sencillas los temas más complejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *